lunes, 17 de marzo de 2014

Discos: 'Varcelona' de 84.




Por fin. Para los que hace ya casi cinco años -¡cinco!- compramos ‘El burdel de las sirenas’, de forma obligada en ese frío formato digital, es un honor y una recompensa merecida el hecho de poder ‘palpar’ un disco de 84. Esto ha sido posible con ‘Varcelona’, el flamante tercer disco de la banda, editado tras conseguir en apenas unos días el objetivo propuesto en su acción de micromecenazgo.

Que 84 tenga nuevas canciones siempre es una buena noticia. Es un grupo que incita a la buena vibra, siempre son buenas las sensaciones que quedan después de una escucha de sus melodías vocales, de su pop atemporal, de esas tres voces tan distintas como son las de Jaime, Mon y Beris, pero que encuentran su sitio repartidas a lo largo de sus discos. Y es que ésta vez están más repartidas que nunca, tanto en calidad como en cantidad. Van surgiendo temas y da igula quien sea el que pone la voz, ellos son 84.




‘Varcelona’ –el porqué de la ‘V’ tendrás que descubrirlo al escuchar las canciones- ha sido grabado los estudios La Aldea, Ávila, en una producción conjunta de la banda con Mauro Mietta. Esta vez el proceso se alarga durante varios meses, todo es más personal y más controlado por la banda. El mismo ‘yo me lo guiso, yo me lo como’ que destila el ‘crowdfunding’. De ahí sale un disco de canciones, de grandes aciertos, de piel y corazón sobre la mesa. Me gustan de manera especial temas como ‘Yo’ o ‘El error’, de marcado carácter confesional. Escriben cada vez más cristalino, no hay lugar a la duda, es una declaración de intenciones constante. Las musas, ¡las chicas!, siguen ocupando un papel importante, ¿cómo no?, ‘Corre preciosa’, ‘La nada’ o la acertada ‘Se me cae el pelo’, con la que me siento 100% identificado. También hay sitio para la alegría, con ese optimismo que impregna ‘El papapa’ o ‘Como si fueras a morir’, carta presentación de este último trabajo de los madrileños.


84 van poco a poco encontrando su sitio, tanto a nivel de público –recordemos el lleno la semana pasada en el Teatro Lara de Madrid y el inminente concierto de esta semana en Independance- como a nivel musical. Cada vez es más patente en el estudio el gusto de la banda por las armonías vocales, sello imprescindible en su música, y se nota que cada vez se atreven más, que cada vez tienen menos lastre y que tienen muy claro el camino a seguir. Solo queda que les acompañemos, haciéndoles fuertes y llevándoles de la mano por este difícil camino de las andanzas musicales. Seguro que ellos no nos defraudarán.




Sin más... me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y... corp

No hay comentarios:

Publicar un comentario