miércoles, 26 de marzo de 2014

Conciertos: Leiva @ Sala Estilo (Oviedo) 21 marzo 2014.


 


Se respiraba esa tensa calma de antes de las fechas importantes, las ganas en el ambiente, las cervezas de mano en mano –Mahou, a ser posible, que para eso la gira lleva el nombre de la misma-, la sala Estilo con todo vendido desde hace semanas. Lo que está claro es que esta nueva ‘Gira 5 estrellas’ de Leiva está arrasando allá donde va, empezando en Salamanca y calentando motores para esas cuatro fechas de La Riviera en Madrid. Como dijo el propio Leiva en su cuenta de Twitter, es hora de que dejemos de fingir normalidad, esto se ha ido de las manos, pero para bien. Asturias siempre ha sido parada obligatoria en las giras tanto de Pereza como de Leiva en solitario, por lo que Oviedo se reencontraba con un viejo amigo que venía con un nuevo disco debajo del brazo, ese ‘Pólvora’ que tantas alegrías está dando al flaco en los últimos meses.

‘Los cantantes’ es ese homenaje al oficio con el que se abre el último disco, y también es la elegida para abrir los shows. Desde el minuto cero la banda es un cañón, la emoción en la garganta, el público dejándose la voz. ‘Nunca nadie’ y ‘Todo lo que tu quieras’ solo hacen acrecentar esa sensación de estar viviendo algo grande, con la primera mirada a ‘Diciembre, seguidos de ‘Cerca’, con Gato Charro y Tuli poniendo emoción en cada nota, esos metales que ponen alma a las canciones. ‘Animales’ nos devuelve a hace diez años y suena grande, los años la han tratado bien, pero el público no se amedrenta cuando suenan las canciones del nuevo disco que corean como si fueran viejos clásicos –de hecho, el sector más joven se conoce más los temas nuevos-, y es que canciones como ‘Mi mejor versión’ o ‘Palomas’ –a mi gusto, uno de los mejores temas de la carrera de Leiva- invitan al estribillo de estadio, nadie ha parado de cantar desde que el concierto comenzó.




Bajamos el tempo con ‘Windsor’, ‘Afuera en la ciudad’, ‘Aunque sea un rato’ y ‘Por mi tripa’, canciones de ayer y de hoy que muestran la coherencia en la carrera de un artista que ha sabido crecer, y eso se nota cuando no echas de menos las canciones antiguas, cuando no hace falta recurrir a los viejos ‘hits’ para que el concierto funcione. Lo fácil sería cantar ‘Princesas’, lo difícil es emocionar como emociona ‘Pólvora’, con Cesar Pop y su arreglo de piano, cuando hace solo dos meses que salió el disco. ‘Como lo tienes tú’ vuelve a prender la mecha, que continúa con la imprescindible ‘Miedo’ o la esperadísima ‘Eme’. No hay stop, ‘Ciencia ficción’ y ‘Mirada perdida’ nos llevan al final de la primera parte con toda la sala cantando ‘Súper hermanas’.  

Aunque no quedaba tiempo para mucho más, el primer y único bis se abre con la seda de ‘Vis a vis’, con Leiva poniendo voz a esos que ‘aman sin poder amar’. ‘Terriblemente cruel’ sonó como el himno de estadio que ya es y sirvió en bandeja el final con ‘Lady Madrid’, con toda una sala Estilo ya sin voz, pero con ganas de más.




No es fácil salir de una banda, pero Leiva hace muchos años que, aun estando dentro de ella, ya gozada de personalidad y entidad propia. Las canciones nuevas conviven con las más antiguas, creando un hilo conductor a través de una de las carreras más solidas de nuestra música, donde no existen altibajos, solo trabajo y talento al servicio de las canciones. Saber llevar una carrera es hacer que las canciones nuevas interesen tanto o más que ‘las de siempre’. Eso lo consigue Leiva de manera abrumadora. Lo he dicho muchas veces, pero no me canso de decirlo, Leiva es uno de los mayores talentos musicales de su generación, démosle el mimo y el reconocimiento que se merece.

La gira continua y si no te quieres perder nada te recomiendo que entres aquí para obtener todo tipo de información relativa a fechas y venta de entradas. Además, en esa misma página y en su perfil de Twitter, Mahou sortea entradas dobles para asistir a los conciertos.

Sin más... me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y... huele a café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario