miércoles, 10 de abril de 2013

Miss Caffeína - De polvo y flores




Me acuerdo perfectamente de la primera vez que escuché canciones de Miss Caffeína. Fue en un viaje a A Coruña y yo llevaba en mi iPod el que por aquel entonces –año 2008- era su último EP –y segundo de su corta carrera- ‘En Marte’. Nunca se me olvidará lo mucho que me gustó la primera canción, ‘Desde dentro’, de un grupo del que poco o nada había oído hablar. Llegaron dos EP’s más, ‘Carrusel’ y ‘Magnética’, y poco a poco me fue quedando claro que Miss Caffeína –que tomaron su nombre de una canción de la mítica banda madrileña Buenas Noches Rose- habían entendido a la perfección de que iba la jugada: en una industria en crisis, en vez de afanarse en vender su producto ellos decidieron regalarlo. Cada varios meses publicaban nuevas canciones que distribuían en su web, lo que les permitía poco a poco ser escuchados e ir abriéndose paso e ir llegando a nuevas ciudades donde para más o menos gente tocaban. Siempre preocupándose de tener una presencia en internet y redes sociales cuidada al detalle, cada vez eran más las personas que iban a verles cada vez que se acercaban a una nueva ciudad o cuando repetían en una donde ya se habían abierto camino. Así les llegó en el año 2010 la oportunidad de grabar su primer largo, a las órdenes de Ricky Falkner, que incluía un puñado de nuevas canciones y algunas de los mejores temas de su anterior EP. Distribuido por la disquera Sony, les permitió hacer una larga gira por España estando en muchos de los más importantes festivales y llegando incluso a cruzar el charco para dar sus primeros conciertos en Argentina.

Todo esto era suficiente carta de presentación para que cuando el pasado mes de marzo ‘De polvo y flores’, el flamante nuevo disco de la banda llegase a las estanterías de todas las tiendas de música –esta vez editado por Warner y bajo la producción de Max Dingel- ya fuéramos muchos los que no dudamos en hacernos con él. A mí me gusta pensar que ‘De polvo y flores’ es el primer disco de Miss Caffeína, pues creo que realmente es la primera colección de canciones que se han hecho y editado como tal desde un principio. El anterior disco tenía dos etapas, los temas extraídos del EP y los grabados expresamente para el larga duración, que a pesar de estar producido en su totalidad por Falkner, para los que ya habíamos escuchado en su momento las primeras canciones se nos hacía raro encontrárnoslas de nuevo. Aun así, 'Imposibilidad del fenómeno' fue un buen estreno, sobre todo para aquellos que nunca habían oído hablar de la banda.




Pero con ‘De polvo y flores’ he vuelto a sentir lo mismo que cuando escuchaba los EP’s por primera vez, esa sensación de haber hecho algo muy grande, de haber dado en el clavo repetidas veces al escoger repertorio, arreglos, y haber hecho un disco lleno de singles. Porque ‘Disfraces’ y ‘Hielo T’ fueron las primeras canciones que escuchamos de este disco, pero podrían haber sido ‘MM’, ‘Gigantes’, ‘Venimos’, ‘San Francisco’ o ‘Modo avión’ las elegidas, pues representan fielmente la vitalidad y la energía de este segundo disco de Miss Caffeína. Un disco pensado para el disfrute en directo, para bailar y para emocionarse, donde nos encontramos perlitas como ‘Luciérnaga’, increíble versión de un tema de la artista jienense Zahara, que se convierte desde la primera escucha en uno de los clásicos de la banda, pues se la roban a su autora y la hacen propia. Ninguna tiene desperdicio, ni cuando se bajan las revoluciones en ‘No mienten’ o ‘Superhéroe’ o con esos dos temas tan especiales que abren y cierran el disco, ‘Tormento’ y ‘19’, aportando un puntito de oscuridad cantando a lo perdido en diferentes aspectos de la vida.

Es difícil lograr una tanda de canciones que inspiren este buen rollo desde el principio, sobre todo en un presente musical donde cada vez son más frecuentes las decepciones y el amodorramiento al escuchar lo nuevo de quien antes había sido referencia para ti. Gran paso adelante que han dado Alberto, Sergio, Álvaro, Tonino y Román, que tras una gira por FNAC’s empiezan a presentar sus canciones en formato eléctrico por todas aquellas ciudades con ganas de escuchar y bailar y que puedes consultar en su web oficial misscaffeina.com.

Digo adiós con una de mis canciones favoritas, para todos aquellos que son alérgicos a los golpes del corazón, los que se ven obligados a poner el ‘modo avión’.


Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… Milhouse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario