lunes, 1 de octubre de 2012

Movie Jack. 29 septiembre 2012. Descanse en rock.



Que quede claro que esto no es una crónica, es un obituario. Es la despedida de un grupo que aun tenía mucho que decir y que, parece ser, ha dicho su adiós definitivo. Pero sobre todo trata de ser un homenaje a lo feliz que he sido estos años escuchando a Movie Jack y una forma de recordar la fiesta de despedida que fue su concierto del pasado sábado en Oviedo.

Destino 48 acompañaba a Movie Jack el fatídico día. Ellos no se despedían –faltaría más, con todo lo bueno que les viene por delante-, sino que venían a decir que sigue habiendo gente joven con ganas y actitud, que sabe hacer las cosas y que quieren aprender a hacer otras tantas. Desde mi humilde sillón de espectador les nombro claros herederos de Movie Jack.

Un réquiem sonaba en la sala. Todos sabíamos que esa sería la última noche de canciones de la mano de Pablo, Diego, Rodrigo y Biblo. Quizá abrir con ‘Hoy no quiero hacerlo’ nos dejaba la puerta de la esperanza abierta, quizá ‘no querían hacerlo’, quizá no iba a ser el último concierto… ‘Insaciable’, el ya clásico ‘El Bufón’ y ‘Solo pienso en ti’ hicieron entrar en calor a una sala que se debatía entre el duelo y la agitación propia de un concierto de los ovetenses que aun se guardaban algunas balas en el cargador, pues se presentaron algunas canciones inéditas como ‘No hablas, te callas’. Tranquilos, no quedarán en el olvida pues el concierto del sábado fue grabado por Visual Gest en un despliegue de cámaras nunca antes visto en la sala Nunca Jamás de Oviedo.




‘Nadie nos podrá parar’, o eso creíamos, ese himno, uno de los mejores momentos en cada concierto, pasando por el canallismo de ‘Dandy’ y volviendo otra vez a los inéditos con ‘Si un día te cansas de mí’. Movie Jack siempre ha tenido un buen repertorio en el que se han basado sus conciertos pero siempre había hueco para realizar alguna versión. Una de las más celebradas siempre fue el cover que a su vez hace M Clan del ‘Paint it black’ de los Rolling Stones, ‘Todo negro’, y que venía como anillo al dedo pues de riguroso negro iban todos los integrantes de la banda, no olvidemos que a pesar de la alegría del respetable lo que allí se celebraba era un funeral y no un simple concierto de ardiente ‘rocanrol’. ‘Me dejo llevar’, nos cantaba Movie Jack y vaya que si lo hicimos, incluso cantamos ‘El fin del mundo’ aunque fuese la primera vez que la oíamos, incluso nos emocionamos al escuchar ‘Mi lado salvaje’, el que fuera el primer adelanto de su primer, único y último disco. Dijeron adiós, pero sabíamos que iban a volver.

Y así fue, y ‘Nena’ nos hizo recordar por qué algunos empezamos a escuchar a Movie Jack aunque en ‘Maldita señal’ recordamos que lo bueno hay que pagarlo y ‘Héroe local’ nos hizo recordar a algún amigo –y a nosotros mismo, ¿o no?-. El final estaba ahí, alguno de ellos ya veía la luz al final del bar, digo del túnel, y gritaron una vez más eso de ‘Muerte al indie’, que no pretendía tanto criticar una forma de hacer música como una pose y una actitud que resulta a veces cansina. El broche final lo puso ella, la mujer con la que todos hemos soñado en algún concierto de Movie Jack, la cual cada uno se imagina en sus fantasías más atrevidas. Ella es la ‘Chica peligrosa’, la que puso punto y final a seis años de música y diversión.




No es fácil despedir a un grupo que significa cosas para ti, un grupo que a mi personalmente siempre me ha tratado con cariño y ‘amor salvaje’ y al cual yo he correspondido siempre con todo el apoyo que les podía dar. La vida te lleva por caminos y aun somos demasiado jóvenes para poder intentar muchos de ellos. Gracias por este tiempo, gracias a los cuatro por todo, como dije una vez, cuando Antonio Vega nos dejó, y que se puede aplicar a todo tipo de perdidas musicales: ‘Cuando un rockero se va tenemos la suerte de que no nos deja solos, de que sus canciones y los recuerdos siempre van a estar al lado.’ Suerte amigos.

Movie Jack 2006-2012. Nos dejó la noche del pasado sábado 29 de noviembre en Oviedo –Asturias-. Sus vecinos dicen que era buena persona, nosotros opinamos que el leopardo siempre les sentó muy bien. Y las boas. Y el traje. Descanse en rock.





No hay comentarios:

Publicar un comentario