domingo, 21 de octubre de 2012

Extremoduro arrasa mientras 'roba perchas del hotel'.





A diario se nos llena la boca hablando de bandas extranjeras que van a venir a nuestro país a tocar, con sus grandes shows y su pirotecnia. Lógicamente no tengo nada en contra de esas bandas, de hecho muchas de ellas me gustan, lo que me molesta es que ese amor por ‘lo de fuera’ vaya en detrimento de las maravillosas bandas que tenemos en nuestro país, que no llenan estadios, que no pueden ni siquiera vivir de la música, pero que si que tienen la misma ilusión que cualquier banda de alta fama. Hoy hablaré de un término medio, de la única banda española que este año ha conseguido llenar grandes recintos, ellos son Extremoduro.

La banda de Robe Iniesta poco tiene que ver con las demás bandas de este país: no todos pueden permitirse el lujo de sacar disco cuando quieran, evitar de manera constante la promoción de sus trabajos y de hacer gira cuando el cuerpo lo pida y no sujetas a un lanzamiento discográfico. Después de sacar el mejor disco en castellano del año 2011, Extremoduro se planteó para este otoño hacer unas cuantas fechas para presentar las canciones de sus dos último trabajos –de ‘Material defectuoso’ no había habido gira y ‘La ley innata’ se publicó en mitad de una- y recordar las canciones que les permiten todos esos privilegios que antes comentaba. Porque no nos engañemos, si Extremoduro puede hacer, como diría Robe, ‘lo que les sale de los cojones’ es porque se lo han ganado con un repertorio que ha marcado una generación, la misma generación que ha abarrotado los recintos de las ocho ciudades –a falta de A Coruña, con todo vendido- por las que ha pasado la gira ‘Robando perchas del hotel’ convirtiendo a esta en la gira más exitosa de este año en España, donde tantos han tenido que renunciar a salir de gira y donde los más afortunados se han tenido que conformar con un formato reducido. Pero si hablamos de gira exitosa no solo hablamos de números, eso supongo que es lo que hará un contable, hablamos de una banda que sigue en plena forma y que ofrece un show de tres horas donde no hay canción mala, donde no hay momento flojo, donde se produce un karaoke instantáneo del público desde el minuto cero.




Ayer tuve la suerte de asistir a un concierto de la gira, al del BEC en Bilbao, y ver allí a dieciséis mil personas arropando en su vuelta a los escenarios a la banda me puso la piel de gallina en más de una ocasión, me hizo emocionarme en otra y, sobre todo, me dejó con la sensación de que aun hay esperanza en este mundo para aquellos que se dedican a hacer canciones. Creo que esa es la reflexión más importante que se debe sacar de esta gira, de que aun hay cosas en este mundillo, en el que muchos participamos de una forma u otra, que merecen la pena y que debemos explotarlas y beber de ellas. Volver a ver a una banda española llenando estadios es algo indescriptible para los que amamos la música, algo que nos debemos a nosotros mismos, a nuestra música y a nuestra cultura. Que si, que está genial que Muse o Keane toquen en España y llenen grandes aforos, pero también Extremoduro están haciendo una gira musicalmente perfecta, o Fito con su gira de teatros, o Leiva que combina las salas de mediano aforo con presentaciones en acústico de su primer disco en solitario, o Rubén Pozo, o Supersubmarina, o mil bandas más que están poniendo su granito de arena para que esto no se vaya irremediablemente al carajo –si es que aun puede empeorar más, y se arman de valor y ganas para salir a presentar sus canciones a todo aquel que tenga ganas de pasar dos horas olvidándose del mundo.  Los que seguís yendo a conciertos sois los que hacéis que esta máquina no deje de funcionar y siga dándonos alegrías.




Los que habéis ido a algún show de Extremoduro seguramente suscribáis mis palabras relativas al gran concierto que están haciendo. Los que no hayáis tenido la oportunidad, no desesperéis, seguro que Robe vuelve pronto a hacer de las suyas y presenta sus canciones nuevas en 2013. O quizá no lo haga, eso solo lo sabe él, y ahí radica parte de la magia.


Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos desvaríos varios y… arriba

2 comentarios:

  1. " ME HE DADO CUENTA QUE NO ES NECESARIO UN MUNDO MEJOR PERO SI LUCHAR PARA CONSEGUIRLO , EL RESULTADO FINAL ME LA SUDA " robe iniesta .

    ResponderEliminar