martes, 19 de junio de 2012

Tin Man Fest @ Sala Cats (Madrid) 16/6/2012


Que no son tiempos fáciles en general y para la música en particular es algo que todos sabemos y que no es necesario que nos recuerden a cada momento, pero algo que también deberíamos saber y recordar a cada momento es que la unión hace la fuerza y el aunar proyectos a ideas es la mejor forma para capear el temporal.

Algo así debieron pensar los organizadores de la primera edición del Tin Man Fest, que se celebró en la madrileña sala Cats el pasado sábado 16 de junio. Los elegidos para esta primera edición son tres grupos que difícilmente encajarían en cualquier otro festival de los que se celebran a lo largo y ancho de nuestro país. Ellos forman parte de lo que acertaron a llamar ‘Limbo rock’, pues están en tierra de nadie en lo que a etiquetas se refiere. ¿Son pop?¿Son rock? Yo prefiero decir que simplemente hacen canciones, todos ellos a su manera y todos con gran talento. Sidecars, 84 y Almas Mudas fueron los tres grupos que llenaron de canciones la primera edición del Tin Man Fest. 


Almas Mudas fueron los encargados de la difícil tarea de abrir la noche y supieron calentar al público y hacerlos bailar a pesar de que no eran más que las ocho de la tarde de un sábado que acababa de comenzar. Los zaragozanos, de los que hace pocas semanas hablamos en este blog, vienen de hacer una gira junto a Leiva y de abrir el último show de Pereza en Madrid: ventajas de compartir oficina de management. Una banda con mucho que decir, con muchos años a sus espaldas peleándose un hueco y con un primer disco que sorprenderá a propios y extraños. No les dejéis pasar, se colarán hasta la cocina.


Con la sala totalmente metida en la fiesta llegaron 84. Ellos fueron la principal causa de que yo me planteara ir a este festival pues son uno de los grupos que desde la primera escucha sentí muy mio y que hace ya casi tres años que me acompaña con sus canciones. A Mon, Beris y Jaime les acompañaban, como en las grandes ocasiones, Mauro Mietta a los teclados y Chema Moreno al bajo, además de Alex Riquelme –ex batería de Preciados- que desde hace unas semanas es el batería de la formación en directo de la banda. Juntos suenan como un cañón y dejan claro que a día de hoy son unos de los mejores artistas jóvenes de nuestro país. Inyección de alegría y actitud, en directo suenan como un tiro y nada podrá pararlos. Era la primera vez que les veía 'en casa', en un concierto a lo grande y solo me sirvió para darme cuenta de que estamos ante algo muy potente y que a mí me toca de forma especial. 84 se despedían de los conciertos en Madrid por unos meses, para dedicarse a componer y también para dejar con ganas a la ciudad. Seguro que después del verano vendrán con ganas y nuevos proyectos.



Sidecars fueron los últimos en actuar ya que eran los ‘cabeza de cartel’ de la noche. Para ellos era una fecha especial pues con este concierto ponían punto y final a la gira ‘Cremalleras’ que a punto estaba de cumplir los dos años, para encerrarse a grabar el que será el tercer álbum de la banda. Hacía ya tiempo que no tocaban juntos, recordemos que Juancho está de gira con Leiva como guitarrista. El directo de los madrileños nunca defrauda y siempre te hace venirte arriba con sus canciones hablando de chicas, rocanrol y bares. Ellos pusieron el puntito canalla a la noche en Cats.

En definitiva, una noche para disfrutar de tres grupos que se están dejando la piel en sus canciones y que terminaron todos juntos cantando el ‘Mueve tus caderas’ de Burning encima del escenario. Quizá eso lo resuma todo, unos cuantos chavales de menos de treinta años cantando una de los Burning. No creo que haya nada más bonito. Y si lo hay no me interesa.

Enhorabuena a los organizadores del Tin Man, que sean muchas más noches soñando como la vivida el sábado. Gracias.


Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… tú


1 comentario: