lunes, 18 de junio de 2012

Paul McCartney en Gijón: 25 de mayo de 2004


Queda muy cool, sobre todo cuando es verdad, decir que en tu casa tus padres escuchaban a determinados grupos cuando eras niño. En mi casa toda la vida se ha escuchado música que, contándolo a día de hoy, no queda tan bien como aquellos que mamaron a los Beatles, los Stones o Joaquín Sabina desde bien niños. Yo escuché a Julio Iglesias, a Raphael, a Rocío Jurado y a miles de cantantes italianos desde bien pequeño y, aunque a día de hoy ninguno me diga nada, agradezco el haber crecido con música tanto en coche como en los viajes a Galicia todos los veranos. Aun así, mi padre siempre ha sabido apreciar la buena música y, aunque no tuviéramos sus discos en casa, cuando el ayuntamiento de Gijón sacó a la venta las entradas para el concierto de Paul McCartney el 25 de mayo del año 2004 mi padre nos compró a mi madre, a él y a mí entradas para ir a verle. 45 euros cada entrada, más de 20.000 de las antiguas pesetas, se pagaron aquel primer día por el miedo a quedarnos sin ellas, y eso que estamos hablando de hace más de ocho años, por lo que era un concierto extremadamente caro.

Puede que fuera por eso, por el hecho de que fueran tan caras, o por que sé yo, pero cuando la fecha del concierto se aproximaba el ayuntamiento y una compañía telefónica empezaron a repartir entradas de forma gratuita. Las entradas no se habían vendido de la forma que todos esperaban y el Estadio de El Molinón iba a quedar muy vacío y había que ‘rellenarlo’. Allí me fui yo, con mi entradita pagada, a hacer cola yo solo durante varias horas. 16 añitos –fiera- y lo único que quería era ponerme bien cerquita del escenario para ver todo aquello lo mejor posible. Sin duda fue uno de los mejores conciertos de mi vida, con un gran peso del repertorio de Beatles en el setlist del concierto, con la gente –al menos la de las primeras filas- totalmente entregadas a las canciones de ese hombre que si seguía girando era porque le apetecía seguir haciendo música, no por otra cosa, pues dinero como bien podéis suponer no creo que le falte. Salté, me divertí, y cuando miraba hacia atrás veía treinta y cinco mil almas detrás de mí escuchando la música de Sir Paul McCartney. Si aquellas tres horas de concierto no fueron magia que alguien me explique qué es la magia.


Fue gracias a ese concierto que comencé a escuchar a The Beatles, no tuve que esperar a que Leiva dijera que molaban ni, como ya dije antes, tampoco tuve la suerte de que alguien me los pusiera en casa. Aun a día de hoy pienso en lo afortunado que fui -¡He visto a un Beatle en directo!- pudiendo ir a aquel concierto y lo guardo como una de mis joyitas, uno de esos días que no se borrarán de mi cabeza nunca. Hoy McCartney cumple 70 años y a mí no se me ocurrió mejor homenaje que hablar de aquella noche de hace más de ocho años. Seguro que los que estuvieron allí dando calor a aquella noche del mayo gijonés la recuerdan con el mismo cariño que yo.


Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… topicazo

3 comentarios:

  1. Ois, si es que Paul McCartney.. o como se escriba.. es que lo vale. Yo nunca he ido a un concierto de esos.... pero debe de ser estupendo e increíble.... así que al menos me alegro que lo hayas visto y puedas volver a repetir!!!! Y que bien que tu padre se haya gastato taaaanto para un conci... porque antes tb era carisimo!!!! Un besazo

    P.D.: No solo te comento porq todo el mundo esté viendo el partido (que tb... que pobrecillo tú) sino porque me apetecia comentarte!!! Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Yo soy fan de los Beatles desde hace unos 3 años (tengo 18). Tampoco tuve la suerte de que me los pusieran en casa, ni de que a nadie de mi alrededor le gustara. Es más, creo que soy yo la que va por ahí gritando a los cuatro vientos "Los Beatles son lo más". No se siquiera cómo llegué hasta ellos, creo que simplemente ha crecido en el fenómeno redes sociales y Youtube.
    Pero no solo admiro a los Beatles, sino al mismo Paul McCartney. Su último disco me sigue poniendo los pelos de gallina. Me parece uno de los mayores genios del mundo de la música. Y ¡arriba con él! Todo el mundo debería escucharlo. Las nuevas generaciones deberían ponerle un poquito de atención. Yo he aprendido mucho de este hombre. Es un artista y no hay más que hablar.
    Gracias por este artículo Javier. Nos has transmitido un poco de lo que puede llegar a ser ver en directo a este gran artista. No hay mejor manera de desearle unos felices 70.

    ResponderEliminar
  3. Un grande que nos ha mostrado lo que es la verdera musica, una leyenda viva de una epoca donde la musica era considerada de otra manera. Eternamente vivira en la cultura mundial, por sus fantastica e indiscutible obra de arte, todas sus canciones forman una sola pieza de arte. Un verdadero genio de la musica, que vivira por siempre.

    ResponderEliminar