jueves, 26 de abril de 2012

Vázquez y sus doce maneras de escapar descalzo.


En los casi seis años que llevo hablando de musica, tanto aquí como en fotolog anteriormente, pocas veces he escrito sobre un disco que me toque tan de cerca, que haya visto crecer desde que no era más que un idea en una cabeza de una persona y que me haga tanta ilusión tener entre las manos. Hablo de ‘Doce maneras de escapar descalzo’, el debut en solitario de Vázquez.

Conocí a Edu Vázquez hace un par de años y una forma de entender la música similar –que no los gustos, aunque muchos también- nos llevaron a entablar amistad. En el verano de 2010 –precisamente del que hablé en la entrada anterior de este blog- asistí a todos los conciertos que Vázquez dio. Bares, sitios más grandes, carpas, al aire libre…Todo valía para escuchar las canciones que Edu había compuesto tras otros proyectos como ‘Tucson’ o ‘Los Bourbon’. Sentía verdadera necesidad de escuchar esos temas que, para mí, en aquel momento y ahora, son de lo mejor que se ha escrito en España en los últimos años. Vázquez habla en sus canciones de amores que ya no están, de los que vienen para hacerte la vida más fácil y crear un hogar, de las noches de barro en bares que ya no son ni la sombra de lo que fueron, de la playa de Gijón y de los trenes que a veces hay que dejar pasar para coger otros que vienen justo después… Esta necesidad de tener sus canciones en un disco, bien editado y grabado, fue lo que nos llevó a formar un proyecto de nombre el noveno mes del año y que, aunque finalmente no se llevó a cabo y nos costó algún septiembre de distancia, sé que fue lo que dio el primer empujón al disco que hoy tenemos en nuestras manos y por eso y por muchas cosas más siento este disco muy mío.



Vázquez siempre tuvo las cosas muy claras sobre su disco: sabía como quería grabarlo, con quien y de que forma. Por eso eligió a lo mejorcito del rock asturiano como banda. Angel Miguel al bajo, Alejandro Blanco a la batería y su guitarrista de confianza, Sergio García a las seis cuerdas. Todo ello aderezado por las mejores colaboraciones posibles, que no son otras que las de amigos como Daniel Merino, que pone coros y guitarras en el disco, además de voz en ‘Lugares’, Alfredo González, Pablo Bertrand, Hector Braga o la preciosa voz de Helena Gil de ‘La M de Matilde’ que pone su dulzura en ‘Llegaba septiembre’ y ‘John Cusack’. Grabado y producido por Alvaro Barcena –musico y productor, entre otros, de Pablo Moro- en los Estudios Eclipse de Oviedo y editado por Algamar Producciones con todo el cariño que se puede poner a un disco. A todos os gustará el cuidado arte del disco, fotos y diseño, que han corrido a cargo de los talentosos Colectivo Craken -no dudéis en hablar con ellos para cualquier proyecto audiovisual que necesitéis-.

Vázquez se ha despojado de su nombre para evitar comparaciones absurdas. No estamos ante un cantautor más, Vázquez bebe de la música americana y su disco sabe a todo eso que el ha escuchado: Ray Lamontagne, Wilco, Jayhawks… Su poso es el de un escritor de canciones, un trovador que cuenta historias, lo que en USA han acertado a llamar un ‘songwritter’, que creo es la definición que mejor de ajusta a las doce canciones que podemos escuchar en el debut de Vázquez en solitario. No hay mayor pretensión que la de contar y emocionar, que la de ser escuchado y cuidar hasta el más mínimo detalle de su música, que para eso es suya. En esta epoca de ‘emepetreses’ y ‘espotifais’ Vázquez aboga por lo tradicional, por agarrar su disco, ponerlo a sonar en el equipo de tu casa y dejarte querer acompañado de un buen vino para que el camino se haga más llevadero. La canción elegida para presentar el disco ha sido 'Resucitado', pero cualquiera de los otros once singles podría darnos una idea de todo lo que vamos a encontrar, desde la añoranza de 'Llegaba Septiembre' a los canciones de rock más clásico como 'Socios' o 'Marionetas'. Del intimismo de 'Dos heridas' a la clase de 'Marionetas'. Sin olvidar ese guiño a los enamorados de la película 'Alta fidelidad' que es John Cusack. Las canciones de Vázquez no te dejarán indiferente pues hablan de lo que él, tú y yo vivimos cada día. No hay mas truco que el de la propia vida.

 

Para todos aquellos que no os fiéis de lo que aquí os cuento que si pincháis AQUÍ os llevará a Spotify y  podréis escuchar su disco. Doce verdades de una voz que busca su sitio en este loco mundo de los contadores de historias ‘guitarra en hombro’. Mientras esperáis a que llegue a vuestra ciudad podéis seguir sus andanzas en Facebook y Twitter
.Y para muestra, un botón, por si alguien no sabe de qué va la música de Vázquez este tema, Socios, le indicará por dónde van los tiros.
 

 Si queréis compraros el disco, aquí van los puntos de venta donde se puede adquirir:
* Libreria Paradiso C/ La Merced, 28 GIJÓN
* Musical Principado C/ Principado, 9 OVIEDO
* Café Lord Byron c/ Palacio Valdés, 1 AVILÉS
Además podéis pedir el disco contrareembolso en la siguiente dirección pedidos@algamarproducciones.com 10 € (+ 6€ de gastos de envio)
En unos días se podrá adquirir en esta misma dirección a través de PayPal.

Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… se te olvidó

No hay comentarios:

Publicar un comentario