miércoles, 15 de febrero de 2012

Leiva presenta su 'Diciembre' particular



La expectación era grande. Desde que Pereza anunció que sus dos miembros iban a tomar caminos separados todos los que sentíamos ese grupo como parte de nuestra historia musical deseábamos escuchar por donde iban a ir los tiros en esta nueva etapa. Como en toda separación, y de manera inevitable, siempre se van a crear dos bandos aunque sea de manera inconsciente. En este caso estaban los partidarios de la música de Leiva y los de la de Rubén.

Los primeros han tenido más suerte, pues el próximo martes 21 de febrero sale a la venta ‘Diciembre’, que supondrá el debut en solitario de Leiva y del que hoy vamos a hablar aquí. Lo que nos encontramos al escuchar ‘Diciembre’ es una clara continuación de las canciones de Leiva en ‘Aviones’, último disco de la banda, en esa onda de canciones de rock con mucha guitarra acústica, emulando el famoso ‘muro de sonido’ que inventó hace décadas el productor Phil Spector. Leiva ha hecho un disco que, para los que conocemos un poco su obra y sus aventuras ajenas a Pereza, está basado en muchos retales: La magnífica ‘Telediario’ con ese ambiente oscuro y la coda final en forma de estribillo de estadio y ‘Sudando la tristeza’ que escribe y canta a dúo con Quique González, ya estaban incluidas en aquel EP que nunca vio la luz de manera pública de la banda Autopista, formada por los mismos Leiva y Quique acompañados de otros habituales de la escena rock española como Karlos Aranzegui o Fernando Macaya. ‘Todo lo que tú quieras’, aunque esta de forma instrumental, se podía escuchar como parte de la banda sonora que Leiva compuso para la película de mismo nombre protagonizada por Juan Diego Botto y dirigida por Achero Mañas, de hecho hace ya meses que se puede escuchar en YouTube.


Si algo sorprende del disco de Leiva es el hecho de que él se lo guisa y él se lo come: todas las baterías, bajos, guitarras acústicas y eléctricas del disco están registrados por él mismo. Solo suman a la banda base del disco su mano derecha Cesar Pop a los teclados, hammonds y acordeones y la sección de metales formada por Pacheco, Tuli y Marcos Crespo. Tras varias escuchas de ‘Diciembre’ se deja ver un álbum rico en matices, donde todo suena y se puede escuchar sin problemas. Tenemos momentos guitarreros como ‘Penaltis’, ese rocanrol que empieza al más puto estilo Ronaldos, ‘92’ donde recurre a la temática de las drogas y la autodestrucción o ‘Extasis’ que rememora los momentos álgidos que toda pareja debe tener en algún momento. También deja paso a nuevos sonidos como la maravillosa flauta de ‘Hoy no me encuentro’, que crea una atmósfera que me emociona para ya casi cerrar el disco o ‘Miedo’, uno de los grandes himnos de estadio que incluye el disco.

También hay lugar para los temas más reposados como ‘Aunque sea un rato’, donde Leiva maldice su mala suerte’ o ‘Vis a vis’, donde comparte autoría con Kike Suarez, y que acompañado del violoncelo de Zulaime Boheto hace de este tema acústico una de las joyas del disco –para muchos ya conocido pues una grabación de un concierto en el Búho Real lleva meses en la red-. Por último, y no por ello menos importante, también recordamos las dos canciones que han servido como adelanto al disco, ‘Eme’ y ‘Nunca nadie’, que recuerdan al Calamaro que escribe canciones para cantar a viva voz y al que Leiva tanto admira.


Leiva se ha quitado la coraza definitivamente para este disco, haciendo una colección de canciones confesionales donde habla con bastante frecuencia de lo mismo: la pérdida del amor como medida recurrente en las letras del disco, un largo escrito con el corazón roto y tras haber sido arrasado por el huracán que solo pueden dejar aquellas que dejan huella. ‘Las cuentas’, el único tema al que aun no he hecho referencia, sirve para constatar y resumir este estado de ánimo generalizado en el disco y lo hace con una de las mejores letras que Leiva ha facturado y que escribe la senda de por donde debería ir la forma de escribir del madrileño. Sin duda está en el camino de convertirse en uno de los grandes, algo que solo la experiencia y el mantener una carrera equilibrada le podrá darle. Acertado el mantener a Cesar Pop a su lado pues el trabajo de todo aquello que lleva teclas hace honor a la música de Leiva. Un buen disco que está dentro de lo previsto y de la evolución lógica que pedía ‘Aviones’ y que no te deja respirar ni un minuto pues no tiene canción mala.

Puede que me equivoque, pero este disco da el pistoletazo de salida a lo que será una larga carrera en solitario, y no un descanso de una banda que, aunque con grandes canciones y discos para el recuerdo, hacía ya tiempo que venía pidiendo que sus caminos se separasen. Leiva sale a la carretera dentro de pocos días a presentar las canciones de 'Diciembre' y lo hace con la misma banda de Pereza, a excepción de Rubén que se cambia por Juancho -hermano de Leiva y cantante de 'Sidecars'- y Pacheco a la trompeta que se une a la banda.

Para abrir boca hasta el día 21, aquí va ‘Aunque sea un rato’ en acústico para Cadena 100.



Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… tumbas de dos

6 comentarios:

  1. INCREÍBLE INCREÍBLE INCREÍBLE
    es un genio, al igual que Rubén.

    ResponderEliminar
  2. Expectante no, espectante -de "espectar"-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que la unica chorrada que tengas que decir de un artículo es una falta ortográfica y que, además, lo digas mal...

      eSpectante no se lo que es.

      http://es.thefreedictionary.com/expectaci%C3%B3n

      Eliminar
  3. y para escuchar el disco, que hacemos? está colgado en alguna parte? (digo escucharlo, no descargarlo,eh?)

    ResponderEliminar
  4. Ganas de escuchar ese disco. Pero muchas! Bonita crónica javi!
    (sí, me he vuelto muy comentadora, últimamente, lo reconozco...)

    ResponderEliminar