jueves, 27 de octubre de 2011

Sidonie presenta 'El Fluído García', su nuevo disco



He tardado casi diez en hablar de él, pero creo que es de justicia escuchar un disco las veces que son necesarias antes de verter una opinión sobre el. Me imagino que muchos críticos musicales le darán una primera o segunda escucha, pero yo no me quedo tranquilo hasta que lo escucho diez veces. No estoy hablando de otro disco que ‘El fluido García’ de los catalanes Sidonie.

He de decir que desde un primer momento este disco ha sido catalogado como la vuelta a la psicodelia’, en esa obsesión de los periodistas de catalogarlo todo y ponerle etiquetas. Y, ¿qué quieres que te diga? A mi tanta parafernalia me aburre y hace que vea las cosas desde una óptica distinta. Sidonie son un grupo que me encanta, me enamoré de ellos con su mejor disco, ‘Costa azul’, y de eso ya hace cuatro años, pero creo que con este disco lo que han intentado es romper con lo anterior. Esto pasa mucho en artistas que han obtenido un reconocimiento a nivel de ventas y publico con un disco más ‘comercial’ y se sienten en cierto modo ultrajados. Yo creo que ‘El incendio’ era un buen disco, muy accesible, y del que tienen que sentirse tremendamente orgullosos pues es el disco por el que mucha gente les ha conocido y que les ha servido, entre otras cosas, para tocar en el Palau Sant Jordi con todo vendido o dos noches seguidas en un Palacio de deportes de Madrid con idéntico lleno absoluto, o ya con su merito propio a llenar salas como La Riviera en Madrid. Me parece genial esta vuelta a la psicodelia, pero la veo como parte de un plan para alejarse de lo que habían construido estos últimos años.




En cuanto al disco, hay de todo, y yo me quedo con las canciones que creo que se escapan un poco de ese proceso creativo al que pretenden volver. Me encanta ‘A mil años luz’, creo que Marc canta mejor que nunca, ‘El aullido’ es un hit en toda regla, al igual que ‘Perros’ o la interesante instrumental ‘Negroni’. Pero si hay una joya en este disco es esa locura llamada ‘Bajo un cielo azul (de papel celofán), una especie de opereta pop que puede recordar en momentos al Bohemian Rhapsody de Queen pero que deja también un recuerdo maravilloso de unos clásicos de nuestra música: Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán. Me encanta el juego de voces, como va creciendo la canción, ha sido un gran acierto. No me encuentro tan como escuchando canciones como ‘El bosque’, o la curiosa ‘Alma de goma’ hecha totalmente de retales de canciones de The Beatles traducidos al español.

En definitiva no es en un mal disco, aunque es irregular en su conjunto. Y lo que más me estorba es esa pretendida inclinación a la psicodelia, que considero que no ha sido natural sino una huida hacia delante. Aun así, Marc canta mejor que nunca, una de las voces con más clase de nuestra música y que no es lo suficientemente valorada como intérprete. Ojalá en los directos no se vean también obligados a cantar canciones que a día de hoy yo creo que ya no representan lo que es Sidonie y, sobre todo, con grandes temas como los que tienen en sus últimos cuatro discos.

Como os digo… yo me quedo con esta cancion. Con mi pequeño androide.





Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y... tan tan tan tan tan tan tan

1 comentario:

  1. Creo que estoy totalmente de acuerdo con ud. en los temas que ha elegido del disco. Y... son taaan ellos... Tan suyos, tan originales. Vale, mi imparcialidad con estos señores también he de decir que se va un poco al garete.

    ¡Que ganas! ¡Que ganas de verles! :D

    ResponderEliminar