martes, 13 de septiembre de 2011

Nacho Vegas: hablando de Gijón



Sin duda alguna, Nacho Vegas es uno de los cantantes más controvertidos de los que voy a hablar aquí. En los últimos años el reconocimiento a la música del asturiano ha crecido de manera asombrosa y su obra es reconocida a nivel estatal. Pero, como muchos estaréis pensando, Nacho es también una persona que despierta odios y amores a partes iguales. También se ha convertido en parte de la escena indie sin él, creo yo, pretenderlo en ningún momento.

En lo que hoy nos atañe hablaré de lo bueno que despierta en mi Nacho Vegas. Porque yo soy de los que me encanta su música, mas allá de modas, pareceres y pretenderes. Se que en determinados círculos queda muy ‘cool’ decir que escuchas a Vegas, a mi eso sinceramente me da igual. Empecé a escuchar a Nacho con su penúltimo disco, ‘El manifiesto desastre’, porque un amigo mío me dijo que su profesor de bajo había grabado en el disco y pasaba a formar parte de su banda. Aquel disco me pillo en una época anímicamente baja y escuché las destructivas canciones del asturiano hasta la extenuación. Me volvían loco aquellas canciones, no hacía otra cosa que escucharlas: en la biblioteca (yo que nunca estudie con música), me lo ponía antes de dormir, en el autobús a la facultad… Mi vida musical durante unos meses se redujo a las 11 canciones de ese disco. Me identifique con sus letras y con su forma de contar las cosas. Anteriormente había escuchado su disco con Bunbury, prestando poca atención a las canciones de Nacho. Este era su momento.

En esa época vi por primera vez a Nacho sobre un escenario. Segundo concierto de la gira presentación del disco y en casa. El teatro Jovellanos de Gijón le esperaba con todo vendido. Para muchos de los que estuvieron allí no fue un buen concierto: la banda aun no estaba rodada, Nacho acababa de dejar la heroína… Pero a mi aquello me voló la cabeza. La actitud de Nacho en el escenario, parco en palabras, movimientos, gestos… Pero aun así conseguía transmitirme, me apetecía escucharle. Aquel día me dije que debía escuchar el resto de sus discos y paso a estar entre mis artistas de cabecera.




Siempre hago bandera de Nacho y me apetecía contar el porqué. No me gustan las cosas inducidas por modas pasajeras, a Nacho lo he mamado en un momento que me apetecía escucharle y así se ha quedado entre mis discos. No es que quede bien decir que lo escuchas, o que te gusta. Para muchos Nacho tiene una manera de contar las cosas que es única y yo agradezco sus nuevos discos como agua de mayo. Algo que también me encanta de Nacho es el hecho de que nombre lugares que me quedan muy cercanos: por mucho que Pereza nombre calles de Madrid yo no vivo allí, pero Nacho nombre bares, calles y barrios en los que yo hago mi vida. Nacho habla de Gijón en sus canciones

El próximo mes de noviembre Nacho edita un nuevo mini-LP titulado ‘Como hacer crac’, del que ya podemos escuchar el single adelante titulado como el mini-LP y que Nacho ha cedido a la Fundación Robo (plataforma que reúne canciones de temática social). Con todos vosotros…





Sin más, me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… ah ah ah ah

No hay comentarios:

Publicar un comentario