martes, 6 de septiembre de 2011

'19 días y 500 noches' de Joaquín Sabina

Hacia días que no escribía, pero estos días Palencia, Madrid y desde hoy Cádiz me han acogido con todo el cariño del mundo. Palencia fue una parada más de la gira que me da vida y me hace feliz, la gira ‘Pequeño’ de Dani Martin. Madrid me dio cobijo en el barrio de Malasaña y en un vuelco de última hora me llevo a Navalcarnero, a seguir con esa gira y esa gente. Nunca me cansaré de decir que allí me siento como en casa porque es mi casa y estoy entre familia. Ahora en Cádiz el sol me acompaña, la buena comida, la buena gente, la buena música…

Muchas veces tienes discos delante de tus narices, esperando ser escuchados, y nunca sabes cuándo va a llegar ese momento en el que te das cuenta de que son necesarios. Nunca creí que la primera persona que fuera a repetir en el nuevo ‘tardesderecreo’ fuera el pero si, es así, el se llama Joaquin Sabina y hoy es el protagonista en esta casa.



’19 días y 500 noches’ es para mi uno de los discos mejor escritos de nuestra música. Un disco que nos lleva al mejor Sabina, y nos presenta 13 canciones como 13 soles, producidas por Alejo Stivel. Hace muchos años que escuche este disco, lo recuerdo en el coche con mis padres. La canción que mas recuerdos me trae es aquel bombazo que fue ’19 días y 500 noches’ y escucharla en el Opel Kadett camino de Santiago. Ahora, más de 10 años después, me encuentro con ese disco entre mis manos y lo pongo, dándome cuenta de que mucha de las canciones que he ido escuchando de Sabina están recogidas en ese disco haciendo de él un disco perfecto. No sobra ninguna, todas son necesarias. Y siempre me voy a acordar de este reencuentro, poniéndolo a pocos kilómetros de Madrid hace un par de días, viendo el horizonte madrileño al son de las canciones de Joaquín, en la ciudad que tanto representa para mí, la ciudad que seguramente vio nacer muchas de esas canciones. Es especial porque Madrid es la ciudad donde se cumplen los sueños y me envolvió en un momento especial escuchando este disco. Podría pasarme horas y horas hablando de Madrid y de lo que para mi representa, pero mejor le dedicamos un día entero a hablar de ella, que se lo merece.

Si tienes un minuto y aun no has descubierto las canciones de Sabina, te digo yo que siempre hay tiempo, yo soy un gran inexperto y este es un buen disco por donde empezar porque seguramente conocerás la mayoría. Si ya conoces a Sabina y tienes este disco ampliamente escuchado puedes ponerlo e imaginarte una tarde de sábado del mes de septiembre, con el color rojizo que da el sol cuando se está poniendo, con Madrid de fondo, entrando por Moncloa, con la voz de Sabina hablando de ‘la rubia platino’ y de un puñado de sueños por cumplir.

Para todos vosotros… y para todas las Magdalenas.



Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… lo mismo

2 comentarios:

  1. Bien , leyendo que eres un enamorado de Madrid vale la pena decir que Sabina (que tiene mucho vivido en esta ciudad) es un señor canta autor de la cabeza a los pies, me puedo quitar el sombrero cada vez que escucho cada una de sus canciones.

    ResponderEliminar
  2. Un texto muy bien pulido. Me gusta. Pero a Dani Martín.... le falta tilde, pero ni él la pone.

    Abrazo!

    ResponderEliminar