jueves, 29 de septiembre de 2011

Crónica de una muerte anunciada



Hablar de lo que hoy nos atañe es lo más difícil y menos amable con lo que he tenido que lidiar en la corta vida de este blog. Es cierto que en algo menos de dos meses no han pasado grandes cosas en el mundo de la música, pero la relevancia de este tema sería igual de importante aunque llevase publicando entradas desde los cinco años.

Hoy, en medio de un viaje en autobús a Oviedo, me encontraba mediante Twitter con la triste noticia de que Pereza van a tomar, al menos por un tiempo, caminos separados y van a grabar sendos discos en solitario (aquí podéis leer el comunicado oficial de la banda: http://www.pereza.info/es/news/hola-perezoss-del-mundo). Siendo sincero, y creo que es un sentimiento compartido, no es algo que a nadie coja por sorpresa. Pereza se caracteriza, sobre todo en los últimos álbumes, por una diferencia abismal (ahí ya la opinión de cada uno jugará un papel muy importante) entre las composiciones ofrecidas por Rubén y Leiva, al margen de gustos y opiniones, es una diferencia notable en cuanto a forma de componer y cantar. Ahora se abre la veda de las elucubraciones, de lo que es, podría ser, será… No es nada que nos coja por sorpresa a aquellos que ya hemos vivido la separación de algún grupo que nos importaba. Hoy no vamos a entrar en gustos personales, hoy solo me apetece recordar lo que son para mi Pereza.




Pereza es una de las bandas claves en mi educación musical. A ellos les debo que a día de hoy escuche a gente como Quique González, Deluxe, Sidonie, determinados cantantes de música americana… Ya solo por eso se merecen pasar al Olimpo de los inolvidables. Para muchos de vosotros incluso os habrán acercado a los Stones o a los Beatles, ya que por edad quizás ese primer contacto os llego a través de referencias del grupo.

Sería imposible reunir aquí, en una entrada de blog, todos los recuerdos que van atados a Pereza. El primer recuerdo que tengo es saltando como locos, en la discoteca Oasis de Gijón, al son de ‘Pienso en aquella tarde’. También recuerdo la ilusión que me hizo escuchar la versión con David Summers y Dani Martin de ese mismo tema. Lo enganchado que estuve durante un tiempo a ‘En donde estés’. También recuerdo con muchísimo cariño ‘Animales’, primer disco de Pereza que me compré el día que salió en aquel abril de 2005 que ahora se me antoja tan lejano. Más tarde llego ‘Los amigos de los animales’, referencia clave en mi colección de discos porque como ya he dicho antes ese disco me acerca cantantes que hasta entonces solo conocía por el nombre y que desde aquella son cruciales, al margen de los nombrados antes también aparecían Coque Malla (aunque yo conozca, por otro lado, al mayor fan de Coque de todos los tiempos), los Burning (¿Quién me iba a decir a mi que iba a trabajar en la oficina de management de los madrileños?... Además escuchando ese disco también recuerdo unas clases de conducción impartidas por alguien de la familia. Mi primera vez con Pereza en directo, con Lori Meyers y M Clan en 2005, con varios intentos frustrados de verles (entre ellas el concierto que coincidía con mi acto de graduación). La espera enfermiza de ‘Aproximaciones’ y lo loco que me volvió ese disco, me hizo ver las cosas de otra manera, incluidos los especiales conciertos de principio de gira. Y por último la espera de ‘Aviones’, el disco con mejores temas y a la vez mas irregular de la carrera de Pereza.



La mayoría de los que leéis esto conoceréis y os gustara Pereza. Seguramente hasta sea un grupo muy importante para vosotros. Para mi sin duda es uno de esos nombres clave, de los que están en mi estantería especial (ya he hablado de esa estantería alguna vez aquí) y en la que ahora ya no hay ningún grupo en activo (El adiós a El Canto del Loco también es culpable de esto). Puede que esto solo sea un hasta ahora, de hecho anuncian conciertos juntos, pero a mí me parece la crónica de una muerte anunciada, si no es hoy será mañana pero creo que Rubén y Leiva acabaran tomando caminos diferentes, como ya están haciendo. Cuando ‘El canto’ dijo hasta luego, un trocito de mi se fue con ellos, pero sabía que lo que me iba a encontrar me iba a llenar tanto o más que lo que me había acompañado diez años. Con Pereza no tengo esa misma sensación. Aunque Rubén no sea santo de mi devoción me gustaba el contraste con Leiva, al margen de que le considero un gran guitarrista. Quizás Rubén sea más terrenal y Leiva el soñador, pero a mí me gustaba verlos como dos amigos que se divertían haciendo música juntos. Y esta vez sí que me gustaría que esta noticia nunca hubiese existido, y que llegara 2012 con un nuevo disco de los flacos debajo del brazo.

Mientras tanto, aquí seguiremos prestando atención a las canciones, que es a lo que se reduce al final la vida, y estando muy cerca de estos dos chavales de barrio que tantas alegrías nos han dado. De hecho estoy seguro de que los dos juntos aun nos reservan un último baile…



Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… vale

martes, 27 de septiembre de 2011

Virginia Labuat estrena su segundo single 'Circus'



Hace unas semanas hablábamos de Iñaki García, pianista y productor, entre cuyos últimos trabajos se encontraba el debut en solitario de Dani Martín y, de lo que hoy hablaremos, el último trabajo de Virginia Labuat.

Muchos conoceréis a Virginia por su paso por Operación Triunfo. Allí no paso desapercibida y desde un primer momento dejo claro que las baladas ‘a lo Luis Fonsi’ no eran lo suyo. Estaba más cercana a géneros como el jazz o el blues, géneros que aquí en España pertenecen a un público minoritario. Publico su primer disco como Labuat, arropada por Risto Mejide y The Pinker Tones, en un proyecto que no dejaba ver todo lo que Virginia llevaba dentro. Hacía falta un paso más y para ello nada mejor que asociarse con su mano derecha, Iñaki García, para parir un nuevo disco, esta vez bajo el nombre de Virginia Labuat.




‘Dulce hogar’, así es como se titula el que para mí es el debut discográfico de Virginia, un compendio de canciones en español e inglés, sabiamente producidas por Iñaki. A priori el disco de Virginia no es algo habitual en nuestro país, y menos cuando lo enfocamos a un público mayoritario. La producción de Iñaki da a Virginia ese aura de bar de jazz, de desnudar las canciones y Virginia se mueve en su salsa, porque sabe cómo hacerlo y porque ha mamado esa música. Al fin las cosas están donde deben estar. Cierto es que esta aventura tiene la doble vertiente, la buena y arriesgada de sacar un disco valiente con un género que no es ampliamente trabajado en España, y la mala que es la otra cara de la moneda y es lo difícil de vender ese disco en España, aunque los resultados están siendo satisfactorios, permaneciendo aun el disco en la lista de ventas de iTunes meses después de su publicación. También debemos de tener en cuenta otro factor: Virginia ha salió de Operación Triunfo, y en este país de etiquetas donde nos gusta hablar de todo, eso es un factor negativo del que a veces cuesta librarse. Aun así, creo que gente como Virginia, Vega, Mai Meneses (¡todo mujeres!) han sabido desmarcarse y crear una identidad propia. Le deben al programa la oportunidad pero creo que todo lo bueno que les ha venido después ha sido a base de trabajo duro.

Virginia es una trabajadora y una luchadora de la música. Y no es algo que diga yo, es algo que demuestra tocando por toda España, ya sea con su banda ‘The Maybe Sundays’, ella sola o acompañada de las teclas del omnipresente Iñaki García. Precisamente esta persona creo que es la que ha sabido ver toda la casta que hay en Virginia y la ha hecho salir al exterior haciendo del proyecto de Virginia su propio proyecto y apoyándola como si le fuera la vida en ello.




Hoy además es un día especial pues sale a la venta en formato digital el segundo single de ‘Dulce Hogar’, titulado ‘Circus’, en formato EP acompañado de la canción ‘The biggest love’ y un video de esta ultima grabada con toda la banda. Y para finalizar, la última novedad de un día cargadito de novedades: el nuevo video de Virginia, de su single ‘Circus’, como no podía ser de otra manera. Con el os dejamos…



Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… uuuuuuuuu

lunes, 26 de septiembre de 2011

Ragdog son unos 'Bichos raros'



Hace unos 3 años el sello Movistar publicaba sus dos primeras referencias en España. La peculiaridad de este sello y sus lanzamientos es que el formato era únicamente de difusión digital, es decir, que no se publicaba en soporte físico al uso. Esto es un gran inconveniente para todos aquellos que aparte de amantes de la música somos coleccionistas. A los que coleccionamos discos nos gusta abrirlos, manosearlos, ponerlos en la estantería, leer los créditos del libreto… Pero, como casi todo, también tiene su parte muy buena: dar la oportunidad de publicar un disco bien grabado y bien producido a gente joven, con ilusión, y que aun no había encontrado la manera de hacer llegar al gran público sus canciones. Como he dicho, dos fueron los lanzamientos de ese año: 84, con su debut ‘El burdel de las sirenas’, de los que hemos hablado repetidas veces en el antiguo ‘tardesderecreo’ y Ragdog, con su disco homónimo, que son de quien vamos a hablar ahora.

Ragdog son de Vigo y hace unos meses, antes del verano, publicaron la primera parte del que será su segundo largo ‘Bichos raros’. Al menos así fue como entendí que iba a ir la publicación de este álbum, sea como sea, aun quedan canciones por publicar en breves por la banda viguesa. El hecho de publicar así el disco es un paso más en las nuevas ideas del sello Movistar y creo que es una buena idea. En un mundo donde apenas se compran discos está bien vender cinco canciones por cinco euros. Es un precio razonable y el desembolso no es tan fuerte.



Estas cinco canciones son un tiro, son cinco singles y lo digo así de claro. Creo que con su primer disco sentaban las bases de un pop convencional, bien tocado y con letras buenas. Suele ser un error en el pop habitual el hecho de que las letras flojeen. En el caso de Ragdog sacaron un buen primer disco y este es un pasito adelante. Las teclas tienen gran presencia en muchos de los temas y eso es algo de agradecer en una banda joven, que suele tirar por los guitarrazos típicos y habituales (aunque en la música de Ragdog no falten las buenas canciones guitarreras).

Recuerdo que la primera vez que vi a Ragdog eran teloneros de Amaia Montero junto a 84, concierto al que fui por las ganas que tenía de ver a los grupos teloneros (aunque he de admitir que me quede a ver a Amaia). Poco tiempo después los vi en la desaparecida Sala Savoy de Gijón, en un ciclo de conciertos organizados por Movistar. Aquel día era día de futbol y fuimos pocos los que disfrutamos de su directo, seguro que ellos como buenos seguidores del Celta lo sabrán perdonar. En momentos me recordaron a Ivan Ferreiro, en otros a Coldplay, aunque realmente lo que ellos hacen no se parece a ninguno de los dos.

Ahora Ragdog, con sus nuevas canciones bajo el brazo se enfrentan a donde los músicos tienen que demostrar su valía, la carretera, y estas son las primeras fechas de su gira:

VIGO 4 Noviembre Mondo Club
BARCELONA 10 Noviembre Music Hall
BILBAO 11 Noviembre Black
MURCIA 17 Noviembre Musik
SALAMANCA 19 Noviembre Potemkim
GIJÓN 25 Noviembre The Monkey Club
CORUÑA 26 Noviembre Mardigras

Y para despedirnos, nada mejor que el primer video de su nuevo disco, que además es un video interactivo. Con todos vosotros… ‘Tú y yo’



Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… como los secretos

jueves, 22 de septiembre de 2011

La despedida de REM



Son noticias que a veces pueden verse venir, por cosas que lees, pero aun asi no dejan de sorprender. REM, una de las mejores bandas de rock que existen, ponen punto y final a 30 años de carrera. Los de Michael Stipe eran una de las pocas bandas que yo he tenido la fuerza de escuchar en ingles. Me cuesta mucho escuchar música en otros idiomas, aunque entienda más o menos lo que dicen. El mensaje no me llega igual y a una persona que se fija tantísimo en las letras de las canciones le cuesta obviar esa ausencia. Aun así REM tenían algo que me hacia poder pasar un buen rato escuchándoles. Me gusta la voz de Michael y me gustan muchas de las canciones de su carrera.

Hace 6 años, en mayo de 2005, tuve la suerte de poder verles en directo aquí en Gijón, en Las Mestas, delante de más de diez mil personas. Los teloneros eran el grupo Fábula, otro grupo también desaparecido y que me encantaba. Más de dos horas y media de show, Michael Stipe y la banda pletóricos. Viendo aquello te dabas cuenta de que estabas viendo algo grande, algo que transmiten ciertas bandas con buenas canciones y con muchos años en la carretera.


Es meritorio que una banda aguante más de 30 años, las vivencias acaban quemando, la ilusión ya no es la misma. Supongo que el hecho de que los últimos discos no hayan tenido tanta repercusión también va minando. Las canciones ya no eran tan grandes como antes. Aun así, REM nos deja un legado que debe ser transmitido y es una noticia triste el hecho de que no vaya a haber más giras ni discos de los de Athens. A mi, personalmente, nunca se me olvidará cuando vi aparecer a Michael Stipe hace mas de 6 años sobre aquel escenario, con traje y con la cara pintada. Aún guardo la camiseta naranja que me compre en aquel concierto. REM forma parte de mi vida.

Me gusta especialmente esta canción. Para ellos seguro que, como dejar Nueva York, tampoco esta decisión ha sido fácil…





Sin más, me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… love you

domingo, 18 de septiembre de 2011

La Oreja de Van Gogh y los discos con recuerdos



Recuerdo hace más de 12 años, yendo a un supermercado Simago y comprándome ‘Dile al sol’, el primer disco de una banda que por aquel entonces destacaba por lo raro de su nombre, ‘La oreja de Van Gogh’. Tengo esa imagen grabada en mi cabeza, después fui a casa de mis abuelos y por eso me trae buenos recuerdos, no creo que esa imagen se me olvide nunca. Siendo sincero, recuerdo perfectamente cuando compré los demás y se deciros exactamente en qué centro comercial o tienda de discos lo hice. Este martes pasado salió ‘Cometas por el cielo’, nuevo disco de la banda donostiarra y por primera vez no he ido a comprarlo.

La marcha de Amaia fue un palo gordo. Para una banda recuperarse después de que la voz se vaya es difícil, suele ser un tanto por ciento muy importante dentro de la seña de identidad de un grupo. Yo no fui de aquellos que se puso en plan radical cuando Amaia se fue, de hecho me gusta bastante Leire, pero creo que desde que Amaia se fue a LOVG les falta algo. Llámalo magia, llámalo como quieras. Quizás sea solo una impresión mía pero discos como ‘Dile al sol’, ‘El viaje de Copperpot’ o ‘Lo que te conté mientras te hacías la dormida’ tenían, además de buenas canciones pop, una magia y un aura especial que yo no noto en los dos últimos trabajos de LOVG y mucho menos en el ultimo. Creo que el tándem compositivo Benegas-San Martin-Montero es insuperable, tanto en lo que hacían por separado como cuando se juntaban por parejas para hacer canciones. Pese a quien le pese ‘La Oreja’ es uno de los grupos mas importantes de nuestra música, han vendido casi 8 millones de discos en España y Sudamérica y han hecho giras con cientos de conciertos. Cuando hablemos de la música española dentro de 20 años ‘La Oreja’ saldrá a colación, pero no será por esta última etapa.


No creo que el problema haya sido la ‘evolución’ a un sonido con tintes electrónicos, ni el hecho de que ahora sea Leire la que canta y no Amaia. El problema son las canciones, que en su mayoría ya no reflejan aquella ingenuidad del grupo que estaba empezando. Esto es una opinión puramente subjetiva, basada en mis propios gustos y deseos personales. No pretendo sentar cátedra con nada de lo que escribo en este blog, pero a día de hoy cuando pongo ‘Cometas por el cielo’ encuentro un puñado de canciones que de hacerlas otro grupo seguramente me agradarían, como lo hacen, pero al ser de un grupo que a mí me ha gustado tanto y que he pasado tantísimas horas escuchando no puedo más que torcer el gesto.

Eso si, en mi caso tengo mucho que agradecer a los chicos de ‘La Oreja’. A día de hoy aun sigo escuchando discos que ya cuentan con diez años a sus espaldas y sigo emocionándome con las canciones. Y lo más importante de todo, cuando escucho ‘Dile al sol’ me acuerdo de mi colegio, cuando éramos muy pequeños y recuerdo a mis abuelos, que son lo más importante que yo ya no tengo en esta vida. ‘El viaje de Copperpot’ me recuerda a un amigo que ya no lo es, con el que fui a comprar ese disco. ‘Lo que te conté mientras te hacías la dormida’ me recuerda a un viaje con el colegio a Oviedo y a escucharlo con mi amigo Luiso. ‘Guapa’ me recuerda a la tienda Tipo de Gijón, comprando entradas para ver a ‘El Canto del Loco’ en Las Ventas y ‘A las cinco en el Astoria’ a un mes de septiembre estudiando Macroeconomía. Por eso puedo decir muy alto y muy claro que ‘La Oreja de Van Gogh’ siempre estará ahí, recordándome lo que un día fui y haciéndome compañía en todo lo que llegaré a ser.

Aunque es caer en un tópico como una casa poner esta canción, creo que es una demostración perfecta de lo que un dia nos ofreció ‘La Oreja’. Todos nos hemos sentados alguna vez en esa playa.



Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… permiso

sábado, 17 de septiembre de 2011

Iñaki García: también es protagonista



En todos los aspectos de la vida tendemos a destacar a los protagonistas, de ahí su nombre. Lo que a veces se nos olvida es que para que alguien llegue a ser importante y reconocido en cualquier materia se ha tenido que rodear de un elenco de gente, de trabajadores, que han aportado en mayor o menor medida su granito de arena para que las cosas se hayan desarrollado de esa manera.

En el mundo de la música, que es el que aquí nos atañe, no nos damos cuenta a veces que detrás de las canciones y el directo de tu artista preferido hay un trabajo de cientos de personas. Desde la persona encargada de montar el escenario, al promotor que ha organizado el concierto, el road manager del grupo, el productor del disco y, de lo que vamos a hablar hoy, los músicos.



Hoy en tardesderecreo hablamos de alguien que representa bien todo lo que he dicho antes. El es Iñaki García, pianista y productor en la actualidad de Virginia Labuat y Dani Martín. Iñaki ha sido totalmente imprescindible en estos dos proyectos que tantas alegrías están dando a la gente. En ambos ha ejercido de productor y músico en todo lo que tiene que ver con algo que lleve teclas. Es músico fijo en la gira ‘Pequeño’ de Dani Martin y acompaña a Virginia en todos los bolos que le es posible. El sabe que los galones y el reconocimiento van a ir a parar principalmente a otras personas, al fin y al cabo son los que aparecen en la portada de los discos. Pero este hombre ha puesto corazón y piel a estos dos discos y seguro que sin el no se parecerían a lo que han llegado a ser y a transmitir. Defensor a capa y espada de lo que cree, amante de la música, es maravilloso verle disfrutar a los mandos del organo Hammond, saltando y animando al publico, en la medida que el piano se lo permite. También merece la pena seguirle en Twitter (@inhakigarcia) pues allí puedes ver en primera persona la devoción que siente por los proyectos en los que está involucrado. Al margen del trabajo con Virginia y Dani ha sido músico en muchísimos proyectos como Vega, Rosa, Miguel Bosé, Luz Casal… Gente que seguro ha sabido también ver como cada vez que pulsaba una tecla imprimía un trocito de su corazón.



La vida está llena de personas que son felices haciendo lo que hacen, manteniéndose en un segundo plano y sabiendo dejar que los aplausos mas fuertes se los lleven otros. Iñaki, como otros tantos, participa en ilusiones haciendo de ellas algo para recordar. Yo también sueño con algo parecido a lo que el hace, seguir trabajando en el mundo de la música y hacerlo de una forma discreta y sin hacer ruido. Pero, eso si, en el momento en que vea que las cosas salen bien, que un disco tiene éxito, que un concierto ha gustado a la gente, en ese momento yo pensaré que una infinitesima parte de ese merito lo llevo yo y estaré eternamente agradecido a los que me brinden la oportunidad de compartirlo con ellos.

De todo esto sabe mucho otro amigo mio, Pablo Moro, al que mando todo mi amor y mi fuerza. El también hablo de esto en una de sus canciones, el también sabe lo que es estar en el centro del campo…





Sin más... me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y... actonel

jueves, 15 de septiembre de 2011

'Love of Lesbian' celebran los últimos días de 1999



Es difícil que una vez que lo escuches se te olvide el nombre de este grupo, aun mas sabiendo que son españoles. Ellos son Love of Lesbian.

Me gusta y comparto la filosofía de LOL, un grupo que ha ido creciendo poco a poco respetando todos los pasos que hay que dar. También siendo conscientes de que esto solo acaba de empezar, que aunque ya tengan varios discos a sus espaldas esto es una carrera de fondo y lo importante es mantener la marcha, no hay metas, no hay objetivos claros. Si por algo son grandes LOL a día de hoy es por el boca a oreja, la gente que satisfecha con lo visto y oído se ha tomado su minuto de tiempo para contárselo a alguien, poner un video en su muro de Facebook, un enlace a Spotify… No se han nutrido de grandes campañas en radio ni han trabajado con grandes discográficas. Han trabajado duro, a mi entender, y creo que tienen pensado seguir haciéndolo.

Este martes se publico su último trabajo ‘Últimos días de 1999 – Aquellas noches de incendio’, un perfecto colofón a una gira que durante los dos últimos años les ha llevado por toda España. Se han hecho casi todos los festivales y salas de este país. Aquí en Asturias han estado 3 veces y en ninguna de ellas yo estaba disponible. Sin duda esa es la espinita que tengo clavada con Santi Balmes y compañía. Este doble DVD y CD incluye la grabación de dos conciertos del fin de gira en la sala Razzmatazz de Barcelona y el álbum original de ‘1999’ para todos aquellos que aun no tengan el gran álbum de los catalanes. También en un segundo DVD aparecen todos los videoclips (todos menos uno realizados por Lyona) y un pequeño e interesante documental sobre la banda.




LOL tienen tres discos buenísimos en castellano, merecedores de ser escuchados con atención y devoción. La voz de Santi Balmes es una de las más características de nuestra música, dando a todo lo que toca un fuerza y una pasión que pocos saben imprimir. Esto no solo se puede ver en las canciones de su grupo, también en las colaboraciones con Zahara en ‘Domingo astromántico’ y ‘Lucha de gigantes’ y seguramente no defraudará acompañando en el nuevo disco de Iván Ferreiro en la canción ‘Promesas que no valen nada’.

Creo que el pequeño porcentaje de justicia musical que existe le ha tocado a LOL, dándoles una gira exitosa como ha sido esta. Ahora solo les queda lo más difícil: seguir haciendo buenas canciones y que estas sigan tocándole el corazón al público. Los credenciales son buenos.

Podría poner muchísimas canciones de LOL aquí, incluyendo las que tienen preciosos videos realizados por Lyona, como mi favorito ‘Domingo astromántico’, pero prefiero poner la que es mi canción fetiche de la banda y una de las canciones que mas me gustan en este mundo. Con todos vosotros…





Sin más.. me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… el colillas de Ocata

martes, 13 de septiembre de 2011

Nacho Vegas: hablando de Gijón



Sin duda alguna, Nacho Vegas es uno de los cantantes más controvertidos de los que voy a hablar aquí. En los últimos años el reconocimiento a la música del asturiano ha crecido de manera asombrosa y su obra es reconocida a nivel estatal. Pero, como muchos estaréis pensando, Nacho es también una persona que despierta odios y amores a partes iguales. También se ha convertido en parte de la escena indie sin él, creo yo, pretenderlo en ningún momento.

En lo que hoy nos atañe hablaré de lo bueno que despierta en mi Nacho Vegas. Porque yo soy de los que me encanta su música, mas allá de modas, pareceres y pretenderes. Se que en determinados círculos queda muy ‘cool’ decir que escuchas a Vegas, a mi eso sinceramente me da igual. Empecé a escuchar a Nacho con su penúltimo disco, ‘El manifiesto desastre’, porque un amigo mío me dijo que su profesor de bajo había grabado en el disco y pasaba a formar parte de su banda. Aquel disco me pillo en una época anímicamente baja y escuché las destructivas canciones del asturiano hasta la extenuación. Me volvían loco aquellas canciones, no hacía otra cosa que escucharlas: en la biblioteca (yo que nunca estudie con música), me lo ponía antes de dormir, en el autobús a la facultad… Mi vida musical durante unos meses se redujo a las 11 canciones de ese disco. Me identifique con sus letras y con su forma de contar las cosas. Anteriormente había escuchado su disco con Bunbury, prestando poca atención a las canciones de Nacho. Este era su momento.

En esa época vi por primera vez a Nacho sobre un escenario. Segundo concierto de la gira presentación del disco y en casa. El teatro Jovellanos de Gijón le esperaba con todo vendido. Para muchos de los que estuvieron allí no fue un buen concierto: la banda aun no estaba rodada, Nacho acababa de dejar la heroína… Pero a mi aquello me voló la cabeza. La actitud de Nacho en el escenario, parco en palabras, movimientos, gestos… Pero aun así conseguía transmitirme, me apetecía escucharle. Aquel día me dije que debía escuchar el resto de sus discos y paso a estar entre mis artistas de cabecera.




Siempre hago bandera de Nacho y me apetecía contar el porqué. No me gustan las cosas inducidas por modas pasajeras, a Nacho lo he mamado en un momento que me apetecía escucharle y así se ha quedado entre mis discos. No es que quede bien decir que lo escuchas, o que te gusta. Para muchos Nacho tiene una manera de contar las cosas que es única y yo agradezco sus nuevos discos como agua de mayo. Algo que también me encanta de Nacho es el hecho de que nombre lugares que me quedan muy cercanos: por mucho que Pereza nombre calles de Madrid yo no vivo allí, pero Nacho nombre bares, calles y barrios en los que yo hago mi vida. Nacho habla de Gijón en sus canciones

El próximo mes de noviembre Nacho edita un nuevo mini-LP titulado ‘Como hacer crac’, del que ya podemos escuchar el single adelante titulado como el mini-LP y que Nacho ha cedido a la Fundación Robo (plataforma que reúne canciones de temática social). Con todos vosotros…





Sin más, me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… ah ah ah ah

lunes, 12 de septiembre de 2011

Extremoduro es sinónimo de Robe Iniesta




Tras recorrer media España los últimos diez días ya estoy en casa, con muchas ganas de escribir, de empezar a dar mucha mas vida a este blog que me encanta y me hace sentir muy a gusto. Dentro de poco llegarán las primeras entrevistas, las primeras sorpresas, mientras seguiremos hablando de todo un poco.

La última parada técnica de mis vacaciones, para la ultima comida, fue en una ciudad en la que nunca había estado pero que para muchos tiene un significado especial: Plasencia, en la provincia de Cáceres. Si por algo es especial, en este entorno musical, es porque es la tierra que vio nacer a Roberto Iniesta, Robe, cantante, letrista y alma de Extremoduro.

Ya son varias las décadas que Extremoduro lleva dando guerra por nuestro país, a base de su, acuñado por ellos mismos, rock transgresivo. Robe siempre ha tenido las ideas muy claras y nunca se ha dejado llevar por esta, cada vez más, industria discográfica caduca y tendente a desaparecer al menos en su forma actual. Robe ha hecho, como el mismo diría, ‘lo que le ha salido de los cojones’, haciendo giras cuando no había canciones nuevas, haciendo música sin necesidad de salir de gira, dejándose afectar por otros músicos… Para ejemplo de esto su último álbum, ‘Material defectuoso’, del que a parte de la maravillosa colección de canciones dieron esta escueta nota de prensa: "No hay vídeo nuevo. No van a dar entrevistas ni ruedas de prensa. No hay comentario de texto del nuevo disco. No hay fotos nuevas. No habrá gira.", demostrando asi una vez mas que su música no se rige por las habituales reglas.




La primera canción que me viene a la cabeza de Extremoduro es ‘So Payaso’, pero realmente no me había puesto un disco suyo hasta el año 2008 con aquel ‘La ley innata’. No se cual fue la chispa que encendió en mi aquello, pero me lo compre sin saber apenas nada de ellos, sin haber escuchado ninguna canción, totalmente en blanco. Es necesario hacer cosas asi con los disc os, aunque es fácil patinar comprándote un disco a ciegas. No fue el caso y desde aquella es una banda a la que admiro y escucho muy a menudo. Me gusta su música y me gusta su actitud, me gusta el personaje de Robe y todo lo que le rodea (muchas veces estas cosas ayudan también a que una banda te entre mejor o peor).



El 2011 nos trajo seis nuevas canciones bajo el título de ‘Material defectuoso’ y donde muchos vieron a un Robe mas blandurrio yo vi uno de los mejores discos que he escuchado nunca. Me vuelve loco y lo escucho de manera incansable. Tiene seis canciones como seis soles donde destaca de manera especial la maravillosa ‘Si te vas’, un vals donde Robe muestra la misma faceta de poeta que en sus anteriores discos pero que nadie habría imaginado en los tiempos en que Avispa editaba sus discos. El resto de las canciones están a la altura, dejando a un Robe distinto pero no por ello menos en forma.

No podía ser otra la canción con la que dijésemos adiós hoy, sin duda, una de las mejores canciones que nos ha dado este 2011…



Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… soñar

miércoles, 7 de septiembre de 2011

El Pescao, un año 'nada-lógico'



El 7 de septiembre de 2010, hoy hace un año, estaba en Ibiza pasando una semana con mis amigos. Al mismo tiempo, salía el primer disco de ‘El canto del loco’ sin ser ‘El canto del loco’. El Pescao nos mostraba por primera vez entero su ‘Nada-lógico’, primer disco sin el amparo de la banda que le había acompañado durante los anteriores diez.

Yo no las tenía todas conmigo. Ser el guitarrista de un grupo que te gusta no quiere decir nada, por mucho que el fuese el artífice de muchas de las ‘músicas’ de dicho grupo. El primer single del disco, ‘Castillo de arena’, no ayudó nada a que yo esperase con ganas el disco de David. No me gustó nada. Pero el contenido de aquel disco me sorprendió y agradó mucho. David no había tenido el típico síndrome de gente que deja un grupo para empezar en solitario, que generalmente se basa en hacer todo lo contrario a lo que hacían antes. David siguió haciendo canciones pop con estribillos pegadizos como ‘Cada día’, ‘La luz oscura del mar’ o ‘Historia de terror’. Aquel día me hubiese gustado ir a comprar el disco como suelo hacer todos los martes, pero dudo que en toda la isla de Ibiza hubiese un solo disco de El Pescao aquel día de septiembre. Fue de las primeras cosas que hice nada mas llegar a Asturias.




Gracias a su vinculación con Asturias he podido ver a David en todos los formatos y varias veces: guitarra y voz, acústico, banda completa… y en todas las he disfrutado y me he sentido a gusto. Su directo me recuerda al mar, al surf, a estar feliz entre amigos… Siempre, cuando estoy viéndole en directo intento acordarme de ‘ El Canto’ y de todos los momentos en los que él, a la izquierda del escenario, nos acercaba las canciones que en tantos conciertos hemos disfrutado.

Ahora, un año después, David sigue con su gira y creo que está feliz con lo que hace. Cuando ECDL se separó todos nos preguntábamos que sería de ellos, como saldrían las cosas. A Dani era más evidente que le iba a ir todo bien. Pero creo que las expectativas de David están también más que cubiertas, sigue en la carretera y trabajando, que es lo que cuenta. Además, se ha sabido rodear de gente que transmite mucho como Raúl Galván o Muñoz ‘La bestia del Almansa’.

Ahora os dejo su nuevo video, ‘La luna va y viene’, tercer single de ‘Nada-Lógico’





Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… curso

martes, 6 de septiembre de 2011

'19 días y 500 noches' de Joaquín Sabina

Hacia días que no escribía, pero estos días Palencia, Madrid y desde hoy Cádiz me han acogido con todo el cariño del mundo. Palencia fue una parada más de la gira que me da vida y me hace feliz, la gira ‘Pequeño’ de Dani Martin. Madrid me dio cobijo en el barrio de Malasaña y en un vuelco de última hora me llevo a Navalcarnero, a seguir con esa gira y esa gente. Nunca me cansaré de decir que allí me siento como en casa porque es mi casa y estoy entre familia. Ahora en Cádiz el sol me acompaña, la buena comida, la buena gente, la buena música…

Muchas veces tienes discos delante de tus narices, esperando ser escuchados, y nunca sabes cuándo va a llegar ese momento en el que te das cuenta de que son necesarios. Nunca creí que la primera persona que fuera a repetir en el nuevo ‘tardesderecreo’ fuera el pero si, es así, el se llama Joaquin Sabina y hoy es el protagonista en esta casa.



’19 días y 500 noches’ es para mi uno de los discos mejor escritos de nuestra música. Un disco que nos lleva al mejor Sabina, y nos presenta 13 canciones como 13 soles, producidas por Alejo Stivel. Hace muchos años que escuche este disco, lo recuerdo en el coche con mis padres. La canción que mas recuerdos me trae es aquel bombazo que fue ’19 días y 500 noches’ y escucharla en el Opel Kadett camino de Santiago. Ahora, más de 10 años después, me encuentro con ese disco entre mis manos y lo pongo, dándome cuenta de que mucha de las canciones que he ido escuchando de Sabina están recogidas en ese disco haciendo de él un disco perfecto. No sobra ninguna, todas son necesarias. Y siempre me voy a acordar de este reencuentro, poniéndolo a pocos kilómetros de Madrid hace un par de días, viendo el horizonte madrileño al son de las canciones de Joaquín, en la ciudad que tanto representa para mí, la ciudad que seguramente vio nacer muchas de esas canciones. Es especial porque Madrid es la ciudad donde se cumplen los sueños y me envolvió en un momento especial escuchando este disco. Podría pasarme horas y horas hablando de Madrid y de lo que para mi representa, pero mejor le dedicamos un día entero a hablar de ella, que se lo merece.

Si tienes un minuto y aun no has descubierto las canciones de Sabina, te digo yo que siempre hay tiempo, yo soy un gran inexperto y este es un buen disco por donde empezar porque seguramente conocerás la mayoría. Si ya conoces a Sabina y tienes este disco ampliamente escuchado puedes ponerlo e imaginarte una tarde de sábado del mes de septiembre, con el color rojizo que da el sol cuando se está poniendo, con Madrid de fondo, entrando por Moncloa, con la voz de Sabina hablando de ‘la rubia platino’ y de un puñado de sueños por cumplir.

Para todos vosotros… y para todas las Magdalenas.



Sin más… me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y… lo mismo

viernes, 2 de septiembre de 2011

Septiembre, volver a empezar


Es increíble la cantidad de canciones que contienen la palabra ‘Septiembre’. Creo que es uno de los meses, junto a Abril –asociado generalmente al desamor-, que en más canciones aparece. Y es que septiembre siempre es una época de cambios, de ‘empezar un nuevo curso’. Para todos aquellos que aun no tenemos edad suficiente para recordar otra cosa, el mes de septiembre siempre ha sido cuando empezamos nuestros años, primero comprábamos los estuches y las pinturas, las mochilas, volvíamos a ver a los amigos. Tiempo después paso a ser el momento en el que nos examinábamos de alguna asignatura pendiente en la universidad.

Septiembre huele ya a otoño, al sol en la Playa de San Lorenzo de Gijón cayendo a las 8 de la tarde después de un día soleado. Huele a parques, a bañarte por ultima vez en la playa, a apurar las vacaciones que antes no te dio tiempo a coger. En septiembre conocí Oviedo hace ya muchos años.

Algún día haré un recopilatorio con las canciones que dicen septiembre. Y sin duda esta será una de ellas. Una canción que es maravillosa y que además huele a otoño. A ‘otoño y mariposas’. Algún día hablaremos de ellos, claro, son de mi grupo de mimados. Ellos son Miss Caffeina




Hoy me voy de vacaciones. Si Dios quiere Palencia, Madrid y Cádiz serán mis hogares durante estos días. Espero que el ocio me de tiempo para escribiros aquí, si no, nos vemos a la vuelta.

Sin más... me despido, besos, saludos, abrazos, desvaríos varios y... eder